Retroalimentación háptica

Dominar la retroalimentación háptica: una guía completa de actuadores.
11 de junio de 2024 por

En una era donde la interacción digital es omnipresente, los sentidos humanos aún desempeñan un papel fundamental en nuestra experiencia del mundo. Los productos tradicionales han confiado en gran medida en la vista y el oído para transmitir información. Sin embargo, el ámbito de la retroalimentación táctil, o háptica, está ganando prominencia y revolucionando las interfaces de usuario en sectores como la electrónica de consumo, la Realidad Aumentada/Realidad Virtual (AR/VR), el Internet de las Cosas (IoT), la automoción y la medicina. La tecnología háptica capacita a ingenieros y diseñadores, brindándoles un control sin precedentes para crear interfaces de usuario intuitivas. Esta guía profundiza en el mundo de la retroalimentación háptica, poniendo de relieve los actuadores electromecánicos, un método prevalente para estimular los mecanorreceptores de nuestro cuerpo sensibles a las vibraciones.

Comprendiendo los Actuadores Electromecánicos

Los actuadores electromecánicos, el núcleo de la retroalimentación háptica, se presentan en cuatro formas principales: el Motor de Masa Excéntrica (ERM), los Actuadores Lineales Resonantes (LRA), los Actuadores de Bobina de Voz (VCA/VCM) y los Actuadores Piezoeléctricos (PA). Cada categoría aporta características únicas y es adecuada para aplicaciones específicas. Desde el zumbido de baja frecuencia de los actuadores ERM hasta la precisión y la rápida respuesta de los LRA, y desde la sensación háptica realista de los VCA hasta el amplio rango de frecuencia eficiente de los PA, comprender estas tecnologías es crucial para integrar una retroalimentación háptica efectiva en sus productos.

Actuadores de Masa Excéntrica (ERM)

Los actuadores ERM operan según un principio simple pero efectivo: una masa giratoria fuera del eje, unida a un motor de corriente continua (DC). La frecuencia de las vibraciones se correlaciona con la velocidad de rotación de la masa, ofreciendo una experiencia táctil que está directamente influenciada por el voltaje de conducción. Los ERMs son especialmente conocidos por su efecto de “rumble” (vibración), lo que los hace ideales cuando los patrones de vibración precisos no son críticos, pero se busca una retroalimentación táctil notable.

Estos actuadores se utilizan en una variedad de aplicaciones industriales, desde dispositivos portátiles hasta sistemas de control de maquinaria pesada. Su diseño sencillo y su capacidad para proporcionar una respuesta táctil perceptible los convierten en una opción popular para ingenieros y diseñadores. A continuación, profundizaremos en las características clave de los actuadores ERM y cómo se integran en productos industriales.


Características Clave de los Actuadores ERM:

  1. Masa Giratoria Excéntrica: El componente central de los ERMs es una masa que gira fuera del eje del motor. Esta masa puede ser un disco o una pieza de forma irregular. Al girar, crea vibraciones que se transmiten al dispositivo o superficie en la que está montado.
  2. Voltaje de Conducción Ajustable: La intensidad de las vibraciones está directamente relacionada con el voltaje aplicado al motor. Al ajustar el voltaje, los ingenieros pueden controlar la fuerza y la frecuencia de las vibraciones generadas por el ERM.
  3. Efecto de “Rumble”: Los ERMs son conocidos por su capacidad para producir una sensación de vibración perceptible. Este efecto de “rumble” es especialmente útil en aplicaciones como videojuegos, dispositivos móviles y paneles de control, donde se busca una respuesta táctil inmediata.
  4. Aplicaciones Comunes: Los ERMs se utilizan en teléfonos móviles para notificaciones de llamadas y mensajes, en relojes inteligentes para alertas de vibración, en mandos de videojuegos para retroalimentación táctil y en dispositivos médicos para señales de alarma.


Compartir
Categorías
  • Identificarse